ciencias naturales en acción 

materiales de laboratorio y usos

VIDRIO

Matraz Erlenmeyer:

Se utiliza para contener líquido y para realizar reacciones químicas. Su forma geométrica reduce las posibles proyecciones de material al exterior, la posible pérdida de material por evaporación y la posibilidad de colocarle un tapón de vidrio esmerilado, por lo que se utiliza bastante en el laboratorio. Suele tener marcas para saber aproximadamente el volumen de líquido. Se puede calentar.

Matraz de fondo redondo:

Este tipo de matraz se utiliza para realizar reacciones inclusive en caliente. Su fondo esférico favorece la concentración de los reactivos, no se puede apoyar en una superficie plana, por lo que se utiliza un soporte.

Matraz de destilación:


Está especialmente diseñado para la realización de procesos donde se desprenden sustancias gaseosas que posteriormente se quieren condensar. El tubo lateral conduce el gas resultante a un sistema de refrigeración que hace que se condense. Se puede calentar.

Tubos de ensayo:


Se emplean para la experimentación en pequeñas escalas, para probar la reacción o simplemente para contener pequeñas muestras líquidas. Se puede calentar.

Kitasato con Büchner:

Se utiliza para filtrar al vacío. Tiene conectado un filtro tipo Büchner de porcelana en su boca superior que cierra herméticamente y se le suele conectar una bomba de vacío.

Vaso de precipitados:


Vaso cilíndrico de fondo plano que tiene múltiples aplicaciones, por lo que se utiliza continuamente en el laboratorio. Puede estar graduado. Se puede calentar. Su precisión de medida es baja.

Mechero tipo bunsen:


Es el mechero de gas utilizado normalmente en el laboratorio. Tiene una entrada de aire que regula la llama. Puede estar conectado a una red de gas o simplemente a una bombona de butano.

Rejilla metálica con amianto:

Está constituida por una malla con tela metálica que lleva intercalada en su parte central un disco de amianto. Sirve para dispersar la llama y para proteger los recipientes de vidrio.

Pinzas de madera:

Se utilizan para sujetar tubos de ensayo que han de calentarse directamente en la llama.

Capsulas de porcelana:

Se utiliza para calentar el crisol directamente en la llama. Va apoyado sobre un arco metálico.

Pinzas:

Está la de bureta que va encajada directamente sobre el soporte, las de crisol sirven para extraerlo de la mufla y también las que sirven para coger los tubos de ensayo.

Nuez:

Dispositivo metálico que permite fijar pinzas, aros, etc. a los soportes metálicos.

Escobillas:

Alambre que en uno de sus extremos está recubierto de pelos para lavar los instrumentos del laboratorio.

Desecador:

Recipiente de vidrio que se utiliza para retirar la humedad de las sustancias. Su tapa es de vidrio esmerilado para que el cierre sea hermético. Contiene en el fondo un agente deshidratante.

Balanza:

Aparato que sirve para comparar la masa de dos cuerpos, uno de ellos patrón, dado por las pesas de la misma, y el otro, el cuerpo cuya masa se desea medir. Hay otro tipo de balanza que no dispone de pesas sueltas, sino que contiene unas pesas fijadas a unos rieles que les permiten moverse a lo largo de ellos. Su precisión suele llegar hasta el centigramo.

Mortero:

Se emplea para pulverizar sólidos. Puede estar hecho de diferentes materiales. Consta de un recipiente y una varilla para machacar el material.

Gradilla:

Se utiliza para la colocación de los tubos de ensayo. Ya que estos no pueden apoyarse sobre una superficie plana.

Embudo Gibson:

También llamado embudo de llave o de decantación, está hecho de vidrio y su utilidad es variada: adición de goteo, decantación... Consta de una llave en el cuello del embudo para poder cortar el paso del líquido.

Tapones:

Los tapones que se manejan en el laboratorio pueden ser de caucho, corcho o vidrio. A los de vidrio se les pone una capa de silicona o bien es de vidrio esmerilado, que hace que se cierre herméticamente.

Espátulas:

Son útiles de laboratorio que se emplean para trasvasar sustancias sólidas.

Soportes:

Constituidos por una varilla vertical enganchada a un extremo de una plancha horizontal que se utiliza como base. Sirven para sostener cualquier material con ayuda de pinzas o de una nuez.

Embudo cónico:

Embudo fino que puede ser de vidrio o de plástico y que también se utiliza para filtrar con papel de filtro.

Refrigerantes:

Son aparatos destinados a condensar los vapores procedentes de la destilación. Consta de dos circuitos separados. La entrada del agua se efectúa por la parte inferior y su salida por la superior. Los de tubo recto (izquierda) se colocan inclinados. Si se necesita una mayor refrigeración se utiliza el de bolas (centro) o el serpentín (derecha).

Buretas:

Son tubos graduados para medir el volumen de los líquidos con precisión. Constan de una llave en un extremo para cortar el paso del líquido. Como las pipetas y las probetas no se pueden calentar porque no se podría medir con precisión.

Pipetas:


Se utilizan para extraer por succión un determinado volumen de líquido con precisión. Puede ser aforado o graduado, el primero tiene una marca que indica el volumen y el otro está totalmente graduado. Su precisión es bastante alta.

Probetas:

Recipiente cilíndrico de base ancha, graduado, que se utiliza para medir volúmenes aproximados. Se utiliza mucho en el laboratorio también para contener líquidos y realizar reacciones.

Matraz aforado:

Es un recipiente de vidrio en forma de pera y con cuello largo, que se utiliza para preparar disoluciones, y hacer reacciones ya que su cuello largo es ideal para ello. Suele tener una marca que indica el volumen de líquido máximo.